Mensaje del Papa Francisco en los 60 Años de la Diócesis de Río Gallegos