Monseñor Miguel Ángel Alemán

Monseñor Miguel Ángel Alemán

Monseñor Miguel Angel Aleman, sdb.

Mons. Miguel Ángel Alemán nació el 2 de Octubre de 1922 en el barrio de Balvanera, Ciudad de Buenos Aires.
Con cinco hermanos, un padre español y una madre argentina tomó contacto con los salesianos en el Colegio de San Francisco de Sales en 1933. Profesó como salesiano, al hacer los primeros votos el 26 de enero de 1941 Fue ordenado sacerdote el 25 de octubre de 1950. Vivió varios años en la Provincia de Buenos Aires.
De 1951 a 1952 fue asistente de los Novicios en Morón y de 1953 a 1956 maestro y asistente de los aspirantes en el seminario de Bernal y Director de Estudios desde 1957 a 1961 en la misma casa.

En 1962 fue catequista del secundario de Mar del Plata. Entre los años de 1963 a 1968 se responsabilizó por la dirección del Colegio Domingo Savio de Santa Rosa (La Pampa). El 29 de junio de 1968 fue consagrado Obispo en Santa Rosa y desde 1968 a 1975 colaboró con Mons. José Borgatti, Obispo de la Diócesis de Viedma, como administrador apostólico.

Desde el 27 de agosto de 1975 a 1992 fue Obispo Diocesano de Río Gallegos, extensa diócesis que comprende a las provincias de Santa Cruz y Tierra del Fuego. La recorrió incansablemente ya que sostenía que “las diócesis no se gobiernan con circulares sino circulando”. Durante el Gobierno Pastoral de Mons. Alemán, se erigió el Seminario Diocesano en Cañadón Seco, para las instancias iniciales de formación de las vocaciones sacerdotales ( 28 de Marzo de 1985).

Su última visita pastoral a Tierra del Fuego, en el Segundo Encuentro del Clero Diocesano realizado en Río Grande, la efectuó en febrero de 1992 Después de una larga y dolorosa enfermedad, Mons. Miguel A. Aleman, fallece en Buenos Aires. el 11 de Marzo de 1992 a los 69 años de edad. Sus restos son trasladados a Río Gallegos, donde yacen en la Capilla del Obispado.

Su pensamiento se puede sintetizar en los siguientes escritos:

Escudo de Monseñor Miguel Ángel Alemán 

Lema: Justicia y Paz Solamente crucificado con Cristo, podrá el Obispo realizar su misión espiritual en las almas

SIN EMBARGO
La gente es irracional, ilógica y egoísta…sin embargo ámalos. Si haces el bien, la gente te acusará de que tienes otros motivos ocultos…sin embargo haz el bien. La honestidad y la franqueza te vuelven vulnerables…sin embargo sé honesto y franco. El bien que haces hoy, será olvidado mañana…sin embargo haz el bien. Las grandes personalidades, con grandes ideas pueden ser abatidos por gente pequeña y de ideas estrechas…sin embargo piensa en lo grande. Lo que tú has gastado años para construir puede ser destruido en un instante…sin embargo construye igualmente. Si das a los demás lo mejor que tienes, te crucificarán…sin embargo da al mundo lo mejor que hayas obtenido. Vive de esta manera y aunque digan lo contrario…sin embargo no habrás vivido en vano

De sus ultimas homilías:

Hipoteca social de los bienes personales:
…La propiedad privada por su naturaleza tiene también una índole social cuyo fundamento reside en el destino común de los bienes… Dios ha dado la tierra a todo el género humano para que ella sustente a todos sus habitantes, sin excluir a nadie ni privilegiar a ninguno…Obran mal quienes buscando solo su propio bienestar huyen de toda actitud solidaria… ( homilía: 16.feb.1992)

Jóvenes en las calles:
…cuantos son los niños, adolescentes y jóvenes que tienen su casa en la calle, que no han recibido un gesto de amor y cariño en toda su vida. Es natural que entre ellos nazcan los que hacen de la violencia o el robo una profesión… No esperemos que otros cambien el mundo, somos los cristianos y los hombres de buena voluntad los llamados a comenzar… (homilía: 5- enero-1992)

Desafío actual: la solidaridad:
… en el mundo hay hambre no porque falten alimentos, sino porque falta generosidad…centrados en el egoísmo, nuestros intereses nos ciegan e impiden ver las necesidades de los demás… no solo piden dinero, trabajo, alimentos, también mendigan alegría, optimismo, tolerancia… ( homilía: 28-julio-1991)